LIMITES DEL ESTADO. SEÑALES DE ALARMA (II)

Junio es el mes de la declaración de la renta, un tiempo propicio para que nos preguntemos qué se hace con nuestros impuestos. Hace cinco décadas la respuesta estándar era que iban para carreteras, puertos y pantanos, es decir, obras públicas. Hoy día es que van para salud, educación y pensiones, o sea, servicios públicos. Nada objetable hay en ello. Lo que nadie nos dice es que una gran parte de los impuestos se usa para pagar compromisos adquiridos por Gobiernos anteriores y que tales compromisos están creciendo rápida y disimuladamente. ¡No tan disimuladamente!, dirán algunos: la Deuda Pública es bien conocida y sabemos que la Deuda española ha aumentado recientemente hasta un billón (un

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Contáctenos
Gaspar Ariño Ortiz Perfil en Linkedin

© 2017 Ariño y Villar Abogados | Política de privacidad